Envíos desde 6,5€ en la Península. Gratis a partir de 110€ (antes de IVA), consulta otras condiciones.
Facebook Instagram LinkedIn Youtube Blog

0 €

Inicio > AUTOLIGADO PASIVO 360

AUTOLIGADO PASIVO 360

La ventaja más destacada de los sistemas de autoligado pasivo recae en la reducción de la fricción, a expensas de las propiedades biomecánicas inferiores. Su mecanismo de tapa pasivo mantiene el arco dentro del bracket al tiempo que permite que se mueva libremente. Esto reduce la fricción por lo que los dientes se mueven con rapidez y de manera más cómoda. En Bracket 360 somos expertos en ortodoncia de autoligado porque constituye la última tecnología en los tratamientos con aparatos dentales fijos. Entre las ventajas del Bracket autoligado 360 cabe destacar la reducción de la fricción, un tiempo de tratamiento más corto, su comodidad e higiene y el menor tiempo de trabajo en consulta.

Ver más


El Bracket Autoligado Pasivo es uno de nuestros productos de ortodoncia más destacados en el depósito dental. La gran mayoría de clínicos u ortodoncistas que lo prueban quieren seguir usándolo en el resto de sus casos debido a la gran cantidad de ventajas que presentan los brackets de autoligado en general, y los brackets de autoligado pasivo en concreto. A día de hoy, todas las opiniones sobre este bracket de autoligado marca de la casa de Bracket 360 son muy positivas.

¿Y qué es lo que lo hace tan atractivo? Principalmente las ventajas generales de un bracket autoligado son muy positivas tanto para el clínico como para el paciente. Estas ventajas son:

  • Los brackets de autoligado son más higiénicos, pues retienen una menor cantidad de placa al no utilizar ligaduras, y el hecho de que no necesiten ligaduras facilita su limpieza por el paciente.
  • Poseen una gran eficiencia clínica, pues son más fáciles de colocar y de limpiar para el clínico, lo que reduce los tiempos de las citas periódicas que necesita el clínico para saber cómo avanza la ortodoncia del paciente.
  • Facilitan el movimiento del diente de manera más biológica, sobre todo en las fases iniciales de la ortodoncia de alienación y nivelación. Esto hace que sea menos doloroso para el paciente, pues el movimiento es más natural.
  • Son brackets que no necesitan de ligaduras de ortodoncia ni ningún otro elastómero, pues los brackets de autoligado hacen que el arco se coloque dentro de la ranura del bracket más fácilmente y tiene un sistema de cierre propio.
Estas son las ventajas que tienen los brackets de autoligado en general, tanto para el paciente como para el clínico son todas más que recomendables. Concretamente, existen también ciertas ventajas que provienen directamente del modo de funcionamiento del bracket autoligado pasivo. Al poseer un mecanismo de cierre tipo cerrojo, esto convierte al bracket en un tubo por donde se desliza el alambre o arco de ortodoncia. Esto crea la ventaja de reducir la resistencia del arco de alambre a la fricción, lo que provoca más comodidad en el paciente y una menor posibilidad de rotura.

En Bracket 360 tenemos una gran variedad de material de ortodoncia y, en concreto de brackets de autoligado, ya que son marca de la casa. Además del bracket autoligado pasivo normal, disponemos de una versión estética, cuyo color blanquecino hace que los brackets se parezcan a los dientes y por lo tanto no sean tan fáciles de discernir, creando una gran ortodoncia estética.

También disponemos de su contrapartida directa, los brackets de autoligado interactivo, cuya diferencia principal está basada en las diferencias en el funcionamiento, ya que el interactivo crea algo más de fricción en el arco, pero es más manejable por el clínico. Y por supuesto también tenemos la variedad estética, el bracket autoligado interactivo estético. Al igual que el pasivo estético, este bracket se comporta de la misma forma que el bracket autoligado interactivo normal.